Menú

Regresando al Trabajo



Reingreso y reinstalación de pensionado

Consideraciones de un pensionado que desea reingresar y reinstalarse en el Sistema, opciones al reintegrarse al servicio público.

Cualquier pensionado del sistema por mérito, por edad y años de servicios o cualquier persona que se haya acogido a una pensión diferida, que reingrese al servicio en un puesto que conlleve nuevamente la participación en el Sistema, readquirirá la condición de participante y se le harán los correspondientes descuentos para retiro por los servicios posteriores al reingreso.

Los pensionados que soliciten reintegrarse al servicio, tendrán las siguientes opciones (excepto Alcaldes):

Devolver todos los pagos recibidos del Sistema por concepto de pensión para a su separación definitiva, le sea computada la pensión a base de todos los servicios prestados antes y después de su reingreso, o

No devolver los pagos de pensión recibidos para que a su separación definitiva, se le reanude el pago de su pensión suspendida y además se le pague una anualidad suplementaria, sobre la base de los servicios prestados y el sueldo anual promedio devengado a partir del reingreso

Cómputo de la anualidad suplementaria

La fórmula a aplicarse para el cómputo de la anualidad suplementaria será la dispuesta en la Reglamento General del Sistema de Retiro de los Empleados del Gobierno de Puerto Rico  sus Instrumentalidades para la Concesión de Pensiones, Beneficios y Derechos; Regla 19.5, que lee como sigue:

“Regla 19.5” La pensión diferida se computará de la siguiente manera:

(a) Se tomará e uno y medio por ciento (1 ½%) de la retribución promedio, multiplicado por el número de años de servicios acreditables por los primeros veinte (20) años de servicio, más el dos por ciento (2%) de la retribución promedio multiplicado por el número de años de servicios acreditables al exceso de veinte (20) años.

(b) Para los nuevos participantes se calculará a base del uno por ciento (1%) de la retribución promedio, multiplicado por el número de años de servicio acreditables.

Si el periodo de servicios posteriores es menos de tres años, se utilizará el sueldo promedio que resulte al sumar los sueldos devengados durante todo el periodo de servicios posteriores y dividir dicho total entre el número de meses de servicio.

Acreditación servicios anteriores

Si el participante hubiera acreditado servicios anteriores durante su reingreso, dichos servicios anteriores se utilizarán para recomputar la pensión original a ser reinstalada prospectivamente y no se utilizarán para el cómputo de la pensión suplementaria.

Reglamento General del Sistema de Retiro de los Empleados del Gobierno de Puerto Rico sus Instrumentalidades para la Concesión de Pensiones, Beneficios y Derechos.

 

Reinstalación de Pensionados por Incapacidad

Evaluación y exámenes médicos – Cuando de las evaluaciones o exámenes médicos, que periódicamente ordene el Administrador para los pensionados por incapacidad, se determine que algún pensionado se ha recobrados de su incapacidad lo suficiente como para servir en cualquier otro empleo en el gobierno donde vaya a recibir una retribución por lo menos igual a la que percibía al tiempo de su retiro, el Administrador requerirá por escrito a la autoridad nominadora de la agencia donde el pensionado prestaba servicios al momento de acogerse a la anualidad por incapacidad, que proceda a la reinstalación conforme a la Ley.

Notificación – El Administrador notificará su determinación del cese de incapacidad al pensionado por correo certificado y acuse de recibo,  dentro de los 10 días de haber tomado tal determinación. La notificación orientará al adecuadamente sobre su derecho a requerir reingreso al servicio gubernamental para que ejerza tal derecho y asimismo le notificará que transcurridos 90 días desde la notificación, suspenderá los pagos de la pensión por incapacidad.

Reinstalación de Pensionado bajo la Ley Núm. 127 y Suspensión de Pensiones

Reinstalación y suspensión de pagos – cuando de las evaluaciones o exámenes médicos que periódicamente ordene el Administrador para los pensionados por incapacidad bajo la Ley Núm. 127, se determine que algún pensionado se ha recobrado de su incapacidad lo suficiente para desempeñar sus  deberes del puesto que ocupa a la fecha de su retiro por incapacidad o de cualquier otro empleo en el servicio del patrono, el Administrador requerirá por escrito, la reinstalación del pensionado a la agencia donde éste prestaba servicios al momento de acogerse a la anualidad.  La ASR suspenderá el pago de la pensión por incapacidad y no vendrá obligado a requerir la reinstalación de un pensionado si éste ocupaba un puesto de confianza, salvo que tuviera derecho a reinstalación en un puesto de carrera.  Tampoco vendrá obligado a requerir la reinstalación de un pensionado que después de la fecha de radicación de la solicitud de pensión, renunció a su puesto, fue cesanteado involuntariamente o fue destituido, expulsado o separado por acción disciplinaria.

La autoridad nominador de la agencia donde el pensionado prestaba servicios, vendrá obligado a efectuar la reinstalación dentro de un término de 30 días a partir de la orden del Administrador.

Al notificar al pensionado de su determinación de que sea repuesto, el Administrador deberá orientar al pensionado sobre su derecho a ser repuesto, para que ejerza tal derecho y asimismo, le notificará que transcurridos 30 días de la notificación suspenderá los pagos de la pensión por incapacidad.

Cuando el Administrador determine que procede la reposición de un pensionado y en consecuencia la suspensión de una pensión bajo la Ley Núm. 127, así lo notificará por escrito al pensionado, por correo certificado y con acuse de recibo, dentro de los 10 días de haber tomado tal determinación.  En la notificación se advertirá al pensionado de su derecho a presentar una solicitud de reconsideración.

Si el empleado es repuesto en un cardo o empleo con una retribución menor a la que recibía al tiempo de su retiro por incapacidad, se le pagará una pensión parcial igual a la diferencia entre el sueldo que disfrutaba a la fecha de su retiro y el sueldo del cargo o empleo al que se le asigne.  Esta pensión parcial se pagará mientras el empleado esté devengando un salario menor del que recibía al momento de su retiro.

Si se determina que un pensionado por incapacidad bajo la Ley Núm/ 127, está devengando ingresos por concepto de empleo, de cualquier fuente, bien sea por ocupaciones no gubernamentales o por cuenta propia en las que devengue una suma menor que el sueldo o retribución que recibía a la fecha de su retiro por incapacidad, se le reajustará la pensión observando el procedimiento dispuesto en el reglamento y se le continuará pagando una pensión parcial igual a la diferencia entre el sueldo que disfrutaba a la fecha de su retiro y los ingresos por concepto de empleo.

Si del resultado de las investigación que se realicen se determina que un pensionado por incapacidad bajo la Ley Núm. 127, está devengando ingresos por concepto de empleo u ocupaciones no gubernamentales, bien sea al servicio de algún patrono o por cuenta propia, en las que devengue una suma igual o mayor al importe de la pensión, el Administrador procederá de acuerdo a lo establecido en la Regla 28 del reglamento  para suspender los pagos de la anualidad o pensión.  La suspensión será efectiva a los 30 días de habérsela notificado de la determinación.

Suspensión – se podrán suspender los pagos de las pensiones bajo la Ley Núm. 127, 30 días después de la notificación, cuando ocurra cualquiera de las siguientes circunstancias:

Si el pensionado rehúsa someterse a exámenes o evaluaciones médicas periódicamente, según requeridos.

Si el pensionado rehusare volver al servicio del patrono en un cargo que le fuera asignado o rehusare aceptar el puesto en el que habría de ser reubicado, con los deberes que razonablemente pudiera cumplir.

Cuando el pensionado comience a devengar cualquier retribución por servicios prestados al Gobierno de Puerto Rico.

Cuando se dedique a ocupaciones no gubernamentales o por cuenta propia en las que devengue una suma igual o mayor al importe de la pensión.

Examen Médico- La pensión será suspendida a los 6 meses de la fecha del examen médico que revele que ha cesado la incapacidad a las siguientes personas:

Miembros de la Guardia Nacional cubierto por la Ley Núm. 127, que no eran empleados del Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico y sus Instrumentalidades, a la fecha de la llamada emergencia hecha por el gobernador o a la fecha en que se le concedió la pensión.

Cualquier otra persona cubierta por la Ley Núm. 127, que no era empleado del Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico y sus Instrumentalidades, a la fecha en que se le concedió la pensión.